Repetir de año: cómo pasar de la tragedia a un aprendizaje


Si
se tienen en cuenta los datos que surgen de las últimas estadísticas
del Ministerio de Educación, la situación es alarmante:Más de un millón
de alumno
s fracasa en la escuela, lo que significa que anualmente casi
500.000 chicos abandonan los estudios y otros tantos repiten.

La
cifra representa más del 12% del total de alumnos que asiste a clase
del nivel medio en nuestro país -alrededor de 9 millones-; es decir que
uno de cada ocho fracasa. El índice de mayor deserción se concentra en
el EGB 3 y el nivel polimodal (últimos tres años del tradicional
secundario).

Un chico puede repetir por múltiples
razones: conflictos familiares, de aprendizaje, falta de integración
con el grupo o vínculo con su maestra, deficiencias en la visión o la
audición y problemas socioeconómicos.Pero esto no debe ser tomado como
una tragedia. Es necesario aceptar el hecho y tomarlo como una
experiencia de aprendizaje, no sólo para el chico, sino para toda la
familia.

Según la especialista, repetir de año está asociado al
fracaso, pero en muchas ocasiones no es determinante para la
trayectoria escolar . Volver sobre lo que ya se hizo y no se logró
puede ser utilizado como una herramienta a favor para incorporar nuevas
responsabilidades y obligaciones.

Se observa que la educación aún
e
stá muy ligada al sistema de premios y castigos. Este método no
funciona con los adolescentes. En general, incrementa su frustración,
los vuelve más desafiantes y, en lugar de ayudarlos a encontrar la
motivación que les falta, suele desatar conductas de rebeldía. Muchos
adolescentes no demuestran ningún tipo de interés por el estudio, y en
ciertos grupos esto suele convertirse en una señal de estatus. Lo que
importa es zafar con el menor esfuerzo posible.


El rol de la familia

                     
Inicialmente,
los padres suelen perder la calma. Repetir tiene un costo emocional muy
alto, pero la clave para superarlo está en el apoyo que el chico
encuentre en sus vínculos más cercanos, principalmente en la familia.

Existe
un proceso de duelo y adaptación simultánea, que sin ayuda de la
familia es muy difícil de lograr. El chico pierde su grupo de
compañeros y debe integrarse a uno nuevo; por eso es importante
alentarlo, acompañarlo en el estudio y poner el foco en el futuro, con
el fin de no cometer los mismos errores el año próximo.
..
SI TE INTERESA CONTINUAR
LEYENDO, PUEDES HACERLO  EN

….http://www.psicopedagogiaparatodos.es.tl/Repetir-de-a%F1o-d–c%F3mo-pasar-de-la-tragedia-a-un-aprendizaje.htm